Cervantes, un vermú y al salón

  • La sala del nuevo Comedor de Cervantes, junto a la Vermutería. | CAMINDELPECAO.COM

Cervantes, un vermú y al salón

La Vermutería de la calle Cervantes de León ya tiene dónde sentar a los clientes que, tras el aperitivo, quieran sentarse y disfrutar de una comida sin prisas y sin el barullo habitual de su barra. El Comedor de Cervantes, un acogedor restaurante para sentirse como en casa.

Es uno de los locales más concurridos de la calle Cervantes, del Romántico y de todo León. Desde que abrió sus puertas hace ya tres años, este bar de los chicos del pub Luna 9 ofrece más de 200 referencias de vermuts y unas tapas que encantan, motivos más que suficientes para que cueste tanto encontrar un huequín en el que pedir las consumiciones, que siempre está a  reventar.

Lss carnes de La Finca son uno de los grandes atractivos de este local. Las ofrecen en su steaktartar o en ‘Tbone’ o ‘Tomahawk’ para 2 personas

Desde su apertura pensaron en ofrecer a su clientela algo de picar con que completar el rito de las tapas, que si pides varias rondas de vermuts sin llenar el estómago puedes salir casi rodando… Ofertaron pronto una selección de laterío fino y algunas raciones más. Pero el problema seguía siendo el espacio: cómo picar algo sin que te tiren la bebida encima, que siempre está hasta la bandera.

Así nació la idea de montar un restaurante, que desde octubre de 2019 es ya una realidad. Al Comedor de Cervantes pasan los clientes que quieren sentarse con calma y sin prisas para disfrutar de una comida o una cena.

¿Qué ofrece su carta? Básicamente, picoteo muy variado, un poco de todo para que todos los gustos puedan disfrutar de una buena experiencia en un local que parece el comedor de una vivienda. 

Arroces, croquetas, foie, latas selectas, ensaladas, embutidos… Y carne (de la buena), y pescados, y quesos del país.

Mientras la nueva apertura rueda, de momento sólo encontramos una pega: si no cierran las cortinas del ventanal, tiene el comensal mientras cena la sensación de estar sentado en un escaparate al que no dejan de asomarse curiosos y fisgones.

Facebooktwitterpinterestlinkedinmail

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies